Otra consecuencia de la comida basura

Otra consecuencia de la comida basura

Escrito por: Leticia   @leticiadelpino    10 abril 2012     Comentario     2 minutos

La comida basura o chatarra se encuentra vinculada a diferentes cuadros de depresión.

Se ha llevado a cabo un estudio mediante el cual se supo que la comida basura o chatarra puede causar depresión en quines la consumen, sin importar la edad de las personas. Además, debemos recordarte, que la comida de este tipo es una de las causas del aumento del peso en la población en general.

La investigación, realizada en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y de la Universidad Navarra, asegura que los consumidores de pizzas, hamburguesas, magdalenas y todo tipo de comida basura (chatarra) o bollería pueden desarrollar diferentes tipos de depresión.

Uno de los realizadores, Almudena Sánchez Villegas señaló: “En este estudio hemos constatado que aquellos participantes con mayor consumo de comida rápida, presentaban un mayor riesgo de depresión que los participantes que no consumían este tipo de alimentos. Este incremento del riesgo se sitúa en torno al 40%“.

En la actualidad la depresión afecta a más de 121 millones de personas y es uno de los grandes impedimentos que no nos dejan llevar una vida con normalidad. Por eso es positivo establecer, de manera preventiva, una correcta alimentación, incorporando en la dieta comidas con vitaminas, ácidos grasos y otros nutrientes naturales.

También es cierto que el consumo frecuente de bollería y comida rápida está vinculada con otros problemas en la salud. En el caso de los pequeños estos casos pueden ser menos, pero es importante que desde pequeños se acostumbren a llevar adelante una alimentación sana, donde los alimentos naturales sean protagonistas.

Una posible explicación es la alta presencia de grasas tipo trans en este tipo de alimentos. Estas grasas pueden tener efectos negativos sobre diferentes sistemas biológicos incrementando, entre otros efectos, el riesgo de enfermedad cardiovascular. También la ingesta de este tipo de grasas se ha asociado con un mayor riesgo de depresión. Su mecanismo de acción está relacionado con un incremento en la producción de citoquinas y con un empeoramiento en el funcionamiento del endotelio (tejido que recubre los vasos sanguíneos)“.

Vía | El Mundo
Foto | Flickr – Piodromo


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.