Receta para niños: Gnomos traviesos

Receta para niños: Gnomos traviesos

Escrito por: Mónica M. Bernardo    12 abril 2010     Comentario     2 minutos

Una de las actividades más divertidas para hacer con los niños es meternos en la cocina. Lo cierto es que muchas veces no importa tanto el resultado como la diversión que puede suponer cocinar con ellos. Sin embargo, si al mismo tiempo somos capaces de preparar una comida divertida, simpática y nutritiva pues mejor que mejor. Hoy tenemos en el menú: Gnomos traviesos. Una receta que, además de sencilla, seguro que será uno de los platos preferidos de vuestros hijos.

Estos gnomos en realidad están elaborados con una base de huevos cocidos y pimientos de piquillo, unos alimentos que, en ocasiones, les cuesta comer a los pequeños. Así, manipulándolos y creando sus propia comida, es posible que consigamos atraer su curiosidad hacia ellos y los coman con más ganas y alegría. Os contamos cómo prepararlos de manera rápida y sencilla. Con esta receta podéis elaborar un plato para comer en casa o para llevar a una escapada al campo o, incluso, en el parque, ahora que ya se acerca el buen tiempo.

Ingredientes: 4 pimientos, 2 patatas, 25 gramos de guisantes, 1 zanahoria, 6 huevos, 2 hojas de lechuga, aceitunas, pepinillos, cebolla y mayonesa.

Modo de elaboración:

  • Lo primero que tenemos que hacer es una ensaladilla rusa tradicional. Para ellos cortamos y pelamos las patatas y la zanahoria y las cortamos en cuadraditos pequeños. Estos los ponemos a cocer junto con los guisantes.
  • Por otro lado también ponemos a cocer los huevos.
  • Mientras tanto tenemos que trocear, también muy pequeñito, las hojas de lechuga, unas cuantas aceitunas, un cuarto de cebolla y dos de los huevos cocidos (después de haberlos pelado con cuidado).
  • Juntamos todo lo que hemos cortado junto con las patatas y la zanahoria y los mezclamos con mayonesa para que se ligue bien. A continuación pasamos a rellenar los pimientos de piquillo.
  • Para cerrar los pimientos ponemos medio huevo cocido. El pimiento será el gorro de nuestros gnomos y el huevo la cara. Por tanto, debemos ponerle ojos y boca a esa carita, y lo hacemos con trozos de aceituna para los primeros y de pimiento para los segundo. En la unión de gorro y cara podemos echar una tirita de mayonesa que hará también las veces del borde del gorro.

¿A que es fácil? pues ya tenéis otra receta para hacer con vuestros pequeños con pimientos de piquillo que tienen el doble de vitamina C que las naranjas. Esperamos que os guste.

Vía | Ser Padres
Foto | ⊰◖iFhe◗⊱ en Flickr


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.