Una visita a la biblioteca

Una visita a la biblioteca

Escrito por: Maite Nicuesa    4 diciembre 2010     13 Comentarios     1 minuto

Los niños deben aprender a relacionarse con los libros desde que son pequeños aunque a los niños les cuesta hacerlo precisamente porque asocian los libros con el cole, es decir, con el esfuerzo y el trabajo que supone memorizar datos. Existen otras formas que tienen los padres para poder ayudar a cualquier niño a disfrutar de las páginas de la literatura infantil.

¿Qué mejor modo que hacerlo a través de las múltiples posibilidades que ofrece una biblioteca? Es decir, los padres pueden realizar con frecuencia visitas a la biblioteca más cercana al domicilio habitual junto al peque. El niño puede disfrutar, simplemente, viendo las portadas de aquellos libros que son bonitos, deleitándose con las ilustraciones, leyendo algunas palabras…


Por otra parte, acudir a la biblioteca también es la mejor forma de poder consultar qué tipo de libros debe de leer el niño puesto que el bibliotecario puede informar a los padres sobre qué libros están de moda en el momento presente para los peques. De hecho, con frecuencia algunas bibliotecas también organizan cuentacuentos que son ideales para el disfrute de los más pequeños de la familia.

Igual que los niños visitan el parque y juegan también deben de tener la posibilidad de acercarse a una biblioteca y comprender que los libros también pueden ser una diversión habitual en la rutina cotidiana aunque los niños lo vivan de forma diferente a los adultos. Los peques leen en voz alta y necesitan que haya alguien cerca de ellos. Por el contrario, los adultos buscamos el silencio para poder leer en paz.

Foto | Megalibros


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.