14 febrero 2011 Crecimiento

Las frutas y las verduras cuidan el corazón desde que somos niños

Todas hemos escuchado en alguna oportunidad que cuando los niños comen frutas y verduras pueden crecer más sanas y fuertes, esto es muy cierto, además les permitirá prevenir enfermedades cardíacas cuando sean grandes.

También es cierto que lograr que los niños las coman es todo una proeza. Nosotras ya hemos hablado del tema en alguna oportunidad, pero hoy se supo un motivo más para que no bajes los brazos y sigas intentado dárselas.

Dejando de lado las vitaminas, nutrientes, fibras y antioxidantes que las verduras y frutas pueden darle al organismo de los niños, se supo que ingerirlas ayuda a reducir los problemas cardiacos que pueden tener de adultos. Fue una de las conclusiones a las que llegaron en una investigación llevada a cabo en Finlandia.

El endurecimiento de las arterias (arteriosclerosis o aterosclerosis) se provoca cuando se pone dura la capa interna de ellas, y esa flexibilidad se pierde por el colesterol, la grasa y otras sustancias que son transportadas por la sangre. Este proceso lleva su tiempo de proceso y años de mala alimentación. Pero según esta investigación ya pueden empezar a verse problemas en el corazón de los niños de 9 años de edad. Justo en la edad que se hacen más evidentes los síntomas de la obesidad.

Esto nos hace pensar acerca de lo importante que es para ellos que le brindemos la cantidad necesaria de frutas y verduras. Es aconsejable que los niños coman por lo menos 5 frutas o verduras durante el día. Puedes jugar con los diferentes colores que ellas tienen para tentarlos, pero si siguen sin aceptarlas no te rindas, después de todo nadie te dijo que ser madre sea una tarea fácil.

Vía | Globedia
Foto | Flickr – Stebox

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Pipas de girasol para el embarazo 26 julio 2011
  2. Métodos similares para niños con problemas cardiacos y Fórmula 1 8 agosto 2012
  3. Divertidas recetas con fresas para las fiestas infantiles 10 octubre 2016
  4. Menos inflamaciones para los niños que comen sano 11 agosto 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *