27 marzo 2010 Alimentación, Entretenimiento

Receta para Semana Santa: Pestiños
La cocina es uno de los lugares que les resulta más interesantes a los niños y por el que sienten gran curiosidad. Si, además, conseguimos engancharles para que nos echen una mano podremos compartir un rato muy agradable y divertido con nuestros hijos al tiempo que aprender sobre alimentación. Basta echarle imaginación y podréis cocinar juntos cualquier receta. Los días de vacaciones se prestan mucho a este tipo de actividades culinarias. Y qué mejor manera de hacerlo que con recetas típicas de cada momento.

Por ejemplo, ahora tenemos la Semana Santa a la vista y hay dulces típicos de estas fechas que no son muy difíciles de elaborar y que pueden ser perfectos para esta actividad: véase las torrijas, la leche frita o los pestiños. Aquí os dejamos el modo de elaborar estos últimos que podéis hacer con vuestros pequeños gourmets.

Ingredientes:
1 kg de harina, 1 huevo, 1/4 de litro de vino blanco, 1/4 de litro de aceite, 1 cucharada de anis, 1 cucharadita de levadura, 1 cáscara de naranja y miel rebajada con agua para bañarlos, o azúcar glassé para espolvorear.

Modo de elaborarlo:

  • Para empezar calentamos el aceite y echamos el anís y una cáscara de naranja, cuando ésta se empiece a quemar se retira y se deja enfriar.
  • Mientras tanto, mezclamos todos los ingredientes y los vamos amasando bien. Cuando el aceite ya esté frío lo añadimos y seguimos amasando.
  • Cuando ya tengamos una masa bien ligada y homogénea,la extendemos con un rodillo hasta que la dejemos bien extendida. En esto los pequeños gourmets pueden hacer una excelente labor. Es importante que quede muy fina pues engorda al freirla.
  • Después cortamos la masa en cuadraditos y los doblamos por dos esquinas opuestas, como se puede ver en la fotografía de arriba.
  • Los freímos en abundante aceite, mejor con la doblez hacia abajo para que queden bien pegados. Una vez que se doren por un lado les daremos la vuelta. Cuando estemos trabajando con el aceite caliente es mejor que los niños se alejen de la cocina para evitar problemas.
  • Cuando ya estén fritos se puede bañar el miel rebajada con agua o espolvorear con azúcar glassé.

Ahora ya sólo queda degustarlos en una sabrosa merienda acompañados con un buen vaso de leche. ¡Buen provecho!

Vía | Dulce y Salado

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Receta para cocinar Pestiños 6 agosto 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *