Las malas experiencias en la infancia se relacionan con la delincuencia juvenil

Las malas experiencias en la infancia se relacionan con la delincuencia juvenil

Escrito por: Belén    18 abril 2010     5 Comentarios     2 minutos

Una infancia traumática puede predisponer al niño a la violencia contra si mismo o contra los demás, en la adolescencia o la edad adulta. Se conoce este dato y se ha investigado mucho al respecto, pero hasta el momento no se conocía la relación entre la magnitud de las experiencias traumáticas y las diferentes formas de violencia en la pubertad.

Un estudio publicado en Pediatrics, en el que intervinieron 136.549 estudiantes estadounidenses entre los 12 y los 17 años, se ha encargado de evaluar esta relación. Los participantes rellenaron un cuestionario anónimo sobre su conducta, un autoexamen de salud, sus percepciones y su ámbito social. Los investigadores trataron de determinar seis experiencias adversas por las que habían pasado los chicos en la infancia como abusos físicos y sexuales, ser testigo de abusos o problemas en casa por el alcohol o las drogas tomadas por algún familiar. Después se vieron los comportamientos violentos en la pubertad: delincuencia, acoso, intimidación, violencia en la pareja, portar armas en el colegio y la autoviolencia, incluyendo el intento o la idea del suicidio.

Uno de cada cuatro encuestados reconocieron haber vivido algún suceso traumático en la infancia, la mayoría relacionados con el consumo de alcohol por parte de un familiar. Cada suceso traumático aumentaba del 35 por ciento al 144 el riesgo de cometer un acto delictivo. Entre las chicas el riesgo de cometer un acto violento aumenta entre 1,7 y 5 veces respecto a las que tuvieron una infancia feliz, independientemente de como fuera el suceso. En el caso de los chicos el riesgo es 77 veces mayor.

Para Para Miguel Ángel Díaz-Sibaja, de la Unidad de Salud Mental Infanto-Juvenil del Hospital de Día de Algeciras, el estudio es correcto y está de acuerdo con las conclusiones. Sin embargo, puntualiza que además del entorno familiar hay otros factores que pueden influir en los trastornos de comportamiento de lós jóvenes.

Vía | El Mundo
Foto | Flickr-Pink Sherbet Photography


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.