25 enero 2010 Actualidad, Educación, Entretenimiento

Una nueva ley para proteger a los menores de la publicidad perjudicial en televisión
Los padres somos los responsables de lo que nuestros hijos ven en televisión, sin embargo la publicidad puede escapar a nuestro control. A menudo en medio de un programa que hemos considerado apto para nuestros peques, aparecen anuncios totalmente inapropiados, bien por que tengan un contenido violento o porque promuevan conductas nada saludables.

El Senado debate una nueva Ley Audiovisual que platea prohibir entre las 06.00 y las 22.00 horas, los anuncios publicitarios que promuevan la idea de que el éxito o el fracaso social lo determina el aspecto físico. Es el caso de los spots de productos adelgazantes, intervenciones quirúrgicas, productos milagro y en general todos los que fomentan el culto al cuerpo.

Aunque esos anuncios van dirigidos a los adultos pueden afectar a los niños y adolescentes ya que su personalidad aún no está definida. Según el psicólogo Carlos Rodriguez Diaz, este tipo de publicidad “genera ansiedad, estrés, complejos de inferioridad… Incluso trastornos de la alimentación como la anorexia y la bulimia, aunque no hay que olvidar que hay otros muchos factores desencadenantes”.

La compañía de adultos que les expliquen que lo que están viendo no es la realidad es muy importante para contrarrestar el efecto negativo. Los expertos nos recuerdan que somos los padres y los centros educativos los que tenemos el papel principal en la protección y la educación de los menores. Fomentar la autoestima y el respeto por los demás es parte de esa educación.

La propuesta para la nueva Ley propone además de la limitación horaria, la presencia de una alarma acústica y visual durante toda la emisión que lo identifique como perjudicial para el desarrollo físico, mental o moral de los menores.

Vía | El Mundo
Foto | Wikimedia

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Mediatics primera consultoría audiovisual online 18 junio 2010
  2. Los niños siguen siendo reclamos publicitarios 21 septiembre 2010
  3. El factor fastidio en la publicidad infantil 20 agosto 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *