Las alergias alimentarias pueden ser tratadas

Las alergias alimentarias pueden ser tratadas

Escrito por: Belén    25 febrero 2010     6 Comentarios     2 minutos

Las alergias alimentarias en los niños son frecuentes, especialmente con alimentos habituales y que forman parte de la elaboración de muchas comidas. Leche, huevos, legumbres y frutos secos son los que más problemas pueden dar por lo comunes que son. Primero los padres y luego también el propio niño deben estar pendientes de lo que éste ingiere y sus componentes.

En caso de contacto o ingestión de un producto al que el niño puede ser alérgico, se produce una reacción orgánica que va de leve a grave. Se llama anafilaxia y puede, en los casos más severos, provocar un coma e incluso la muerte. Muchas alergias desaparecen con la edad, tras un tiempo sin estar expuesto a lo que la produce, pero en uno de cada diez casos permanece.

La alergia no sólo es potencialmente peligrosa, además condiciona la vida del niño al impedirle tomar muchos alimentos muy atractivos para ellos. La leche y el huevo forman parte de pasteles, chuches, galletas o helados. Por ambos motivos es importante intentar tratar la alergia y mejorar la calidad de vida del pequeño. La inducción de tolerancia oral específica es un tratamiento que no persigue la curación sino evitar las reacciones alérgicas más graves. En el hospital del Niño Jesús en Madrid se aplica con un éxito del 93 y el 85 por ciento para el huevo y la leche respectivamente.

La técnica consiste en ir administrando cantidades mínimas del alimento que provoca la alergia, para conseguir que el cuerpo aprenda a tolerarlo. Siempre se debe hacer bajo estricta supervisión médica. El tratamiento no se inicia antes de que el niño tenga cinco años, y puede durar entre dos meses y un año. Después hay que seguir tomando el alimento como si fuera un medicamento para que el cuerpo no lo olvide.

Vía | El Mundo
Foto | Flickr – Tambako


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.